Guerra de Trincheras

Guerra de Trincheras Primera guerra Mundial

Cuando estalló la guerra, Alemania y el Imperio Austro-Húngaro formaban el bloque de los imperios centrales mientras que Francia, Bélgica, Reino Unido, Serbia y Rusia componían el bloque de los aliados. Los contendientes pensaron que la guerra sería de corta duración, nada más lejos de la realidad, la contienda duró 4 años y se dividió en cuatro fases principales. En este artículo nos centraremos en la Guerra de Trincheras.

Tras un periodo de grandes y veloces movimientos, los dirigentes se dan cuenta de la imposibilidad de finalizar la guerra de manera rápida. Comienza entonces un periodo de estancamiento en el que el Ejército Alemán se atrinchera en el frente Occidental para conservar los territorios conquistados y concentrar toda su fuerza en el frente Oriental. Se crea la denominada Línea de Hindenburg una línea de trincheras de más de 700 kilómetros.  Desglosamos el enfrentamiento en cada uno de los frentes.

Frente Occidental

La situación estaba estancada, se produjeron pequeñas ofensivas en el frente atrincherado, por ejemplo la que llevaron a cabo los franceses sobre la zona de Champagne. En ella murieron 200.000 hombres para avanzar algo más de medio kilómetro de terreno. O la de los ingleses en la zona de Lille donde consiguieron avanzar un par de kilómetros a costa de 13.000 muertes.

En Abril de 1915 se produce la segunda batalla de Ypres, primera acción en la que se emplearon gases mortíferos como arma de guerra por parte de Alemania, a pesar de lo cual su ataque fracasó.

En 1916, ante la ausencia de un ataque decisivo por parte de alguno de  los dos bloques se siguió la estrategia de guerra de desgaste, las batallas más importantes fueron, la ofensiva alemana sobre Verdún en la que tras 10 meses los germanos lograron ocupar algunas fortificaciones pero no entrar en la ciudad Verdún.

Batalla de Verdún

Por su parte, Francia y Reino unido de manera conjunta atacó alemania en el Somme, batalla que comenzó en Julio y duró hasta Noviembre, las tropas franco británicas apenas conquistaron un poco de territorio sin valor militar, en una de las batallas más sangrientas de la historia, más de 1.000.000 de bajas por ambos bandos.

La táctica defensiva adoptada por los generales alemanes, de encerrarse en las trincheras, aunque efectiva desde el punto de vista defensivo, supuso un paulatino descenso de la moral de los soldados alemanes así como un sin fin de muertes por epidemias y las malas condiciones de las trincheras.

Frente oriental y balcánico

A mediados de Febrero de 1915 las fuerzas alemanas habían expulsado a los rusos de Prusia Oriental y atravesaban varios puntos de la frontera rusa, de manera que las tropas del zar debían replegarse dentro de su territorio.

Bulgaria entra en la guerra a favor de los imperios centrales en Octubre de 1915, su ingreso en la contienda permite que el Imperio Austrohúngaro logre por fin invadir Serbia, Montenegro y Albania.

Tropas Rumanas en la Primera Guerra Mundial

Entre Junio y Agosto de 1916 los rusos efectuaron una ofensiva en el frente austriaco logrando desplazarlo entre 25 y 125 kilómetros. Durante la campaña, Rusia convenció a Rumanía para unirse al bando aliado en la guerra. En Agosto Rumanía invade la Transilvania húngara, pero en Septiembre son expulsados por los austriacos que lograron hacerse con Bucarest, capital de Rumanía. Intervino entonces Bulgaria que en menos de un año invadió el país en casi su totalidad.

Frente Italiano

Italia se había mantenido neutral, pero finalmente en Mayo de 1915 entra en la guerra a favor de los aliados. Los italianos ocuparon inmediatamente territorios austrohúngaros que consideraban la “Italia Irredenta”, se sucedieron una serie de batallas en los alrededores del río Isonzo con el objetivo de tomar Trieste pero no lo consiguieron. En los últimos meses de 1917 Italia se enfrentó a una gran ofensiva austrohúngara que le obligó a retirarse hasta el río Piave tras la batalla de Caporetto.

Batalla de Caporetto