Crisis de 1917

Vladimir Lenin

Cuando estalló la guerra, Alemania y el Imperio Austro-Húngaro formaban el bloque de los imperios centrales mientras que Francia, Bélgica, Reino Unido, Serbia y Rusia componían el bloque de los aliados. Los contendientes pensaron que la guerra sería de corta duración, nada más lejos de la realidad, la contienda duró 4 años y se dividió en cuatro fases principales. En este artículo nos centraremos en la Crisis de 1917.

La larga duración de la guerra se traduce en numerosas protestas y conflictos internos de los países entre los que destacamos:

  • Francia: La crueldad y dureza de la guerra en las trincheras y la escasez de suministros y comida da lugar a numerosas huelgas en la industria francesa y amotinamientos de diversos pueblos
  • Gran Bretaña: Padece numerosas huelgas debido a que la guerra dura demasiados años, las personas están exhaustas.
  • Imperio Alemán: División política en el país, discusiones y luchas entre los partidarios de continuar la guerra y los defensores del final de las hostilidades.
  • Imperio Austrohúngaro: El Ejército Austrohúngaro debe plantar batalla en dos frentes distintos y además debe ser capaz de sofocar las numerosas revueltas y conflictos internos separatistas.
  • Estados Unidos: Entra en el conflicto debido a las amenazas alemanas.
  • Rusia: Revolución Rusa y posterior Revolución Bolchevique que supondrá la firma del armisticio con Alemania.

Desglosamos el enfrentamiento en cada uno de los frentes.

Frente Occidental

Entrada de EEUU en la guerra – Telegrama Zimmermann

RMS Lusitania - Hundimiento

En Mayo de 1915, un submarino alemán torpedeó el RMS Lusitania, un barco de crucero civil británico. El hundimiento supuso el fallecimiento de cerca de 1.200 personas entre las cuales 128 eran ciudadanos estadounidenses. Tras este atentado alemán Inglaterra exigió a EEUU que entrara en la guerra a favor de los aliados, sin embargo el por entonces presidente Woodrow Wilson se negó. Lo que sí hizo es mandar una advertencia clara a Alemania, cualquier movimiento alemán que atentara contra los derechos de los ciudadanos americanos se consideraría una ofensa y se declararía la guerra.

De este modo, las relaciones entre América y Alemania ya estaban enturbiadas desde 1915. El 16 de Enero de 1917, el ministro de asuntos exteriores alemán Arthur Zimmermann mandó un telegrama al embajador alemán en México. El telegrama que fue interceptado por los servicios de inteligencia británicos proponía una alianza entre México y Alemania para atacar Estados Unidos.

Telegrama de Zimmermann

Así pues, tras la posible amenaza de ataque desde el sur, Estados unidos declara la guerra a las potencias imperiales en Abril de 1917 y comienza a preparar suministros y tropas para desembarcar en Europa y ayudar a Reino Unido y a Francia. A lo largo de ese año los ingleses llevaron a cabo una ofensiva sobre Flandes para neutralizar las bases alemanas de submarinos en Bélgica, por su parte los franceses hicieron lo propio sobre las zonas de Verdún y Champagne.

Guerra Naval

Inglaterra declaró zona de guerra el Mar del Norte y Alemania declaró el bloqueo naval de las islas británicas tratando de cortar sus líneas de suministros, llegando a bombardear algunos puntos de la costa inglesa. Por su parte, la Armada Británica bombardeó bases de submarinos alemanes en la costa belga.

Las acciones de guerra marítima entre alemanes e ingleses se concretaron en la batalla naval de Jutlandia donde los ingleses duplicaron sus pérdidas respecto a los alemanes.

Frente Oriental – Revolución Rusa

Rusia tenía sus propios problemas internos, las derrotas en el frente trajeron la desesperación y el desánimo a las tropas y la guerra estaba castigando en exceso al pueblo ruso. Comenzaron a surgir protestas y revueltas en contra del régimen zarista. Estas revueltas se tradujeron en dos revoluciones, la de Febrero y la de Octubre.

La Revolución de Febrero supuso la caída del Zar Nicolás II que nada pudo hacer ante el caos formado en el parlamento imperial. Los miembros del mismo asumieron el control de Rusia creando un gobierno provisional que mantuvo la continuidad de la guerra logrando algunos avances en Galitzia aunque debieron ceder al contraataque alemán que logró tomar la ciudad de Riga.

En Octubre de 1917 se produjo la segunda Revolución en la cual, los soviets o consejos de trabajadores que tenían a su favor a las clases bajas de Rusia se enfrentaron al gobierno provisional que no quería salir de la Primera Guerra Mundial. Es lo que se denominó Revolución Bolchevique, pues los bolcheviques fueron los que formaron la Guardia Roja, una milicia de trabajadores que derrocaron al gobierno provisional y se asentaron en el poder formando el Partido Bolchevique dirigido por Vladímir Lenin.

Revolución Rusa - Vladimir Lenin

El nuevo partido en el poder, estaba en contra de la participación de Rusia en la Primera Guerra Mundial, firmaron el armisticio con Alemania por medio del Tratado de Brest-Litovsk en Marzo de 1918.

Frente Balcánico

Antes de capitular, Rusia requería ayuda por parte de los aliados para evitar el avance de las tropas alemanas. Así los aliados recomendados por Winston Churchill decidieron atacar al Imperio Otomano en la denominada Campaña de Dardanelos. Según esta, las tropas británicas conquistarían Turquía y prestarían apoyo a Rusia frente las tropas germánicas. Sin embargo, desde su desembarco en Gallipoli, los aliados encontraron en las tropas otomanas un duro rival que les obligó a comenzar una nueva guerra de trincheras en el frente Balcánico.

Es por ello que después de unos meses decidieron cambiar de estrategia y desembarcar en Grecia en Junio de 1917 conformando un nuevo frente contra el Imperio Austrohúngaro atacando dirección Serbia con la participación de tropas inglesas, serbias, italianas, francesas y griegas.

Lawrence de Arabia

Además, cabe mencionar que durante todo el conflicto, los británicos apoyaron el sublevamiento de tribus arábigas, destacando la figura de Lawrence de Arabia que comandó las tropas árabes contra el Ejército Turco. Ejércitos británicos y franceses atacaron el Imperio Otomano desde el Este conquistando Irak y diversas regiones del Extremo Oriente.