Antecedentes Primera Guerra Mundial

Primera Guerra Mundial

El asesinato del Archiduque de Francisco Fernando de Austria el 28 de Junio de 1914 fue el detonante de la Primera Guerra Mundial que finalmente comenzó el 28 de Julio de ese mismo año. Se trata del primer conflicto armado en el que participaron la mayor parte de potencias del planeta, el conflicto con el mayor número de muertos y heridos que había tenido lugar hasta la fecha.

Para entender las causas que llevaron al inicio de la también denominada Gran Guerra hay que analizar el entorno en el que se encontraba Europa y en general el mundo entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. En este artículo presentamos el mapa de Europa antes de la Primera Guerra Mundial, la Guerra Franco Prusiana y el Imperialismo Colonial que son los antecedentes más importantes de la Gran Guerra.

Mapa de Europa antes de la Primera Guerra Mundial

En la segunda mitad del siglo XIX las principales potencias mundiales eran:

  • Reino Unido
  • Prusia →Futuro Imperio Alemán
  • Imperio Austrohúngaro
  • Francia →Segundo Imperio (Napoleón III). Luego Tercera República Francesa
  • Imperio de Rusia
  • Reino de Italia
  • EEUU

Estas naciones fueron los principales contendientes de las guerras acaecidas en Europa durante los siglos XIX y XX.

Mapa de Europa Primera Guerra Mundial

Guerra Franco Prusiana

Principal conflicto armado de la época que comprende desde las Guerras Napoleónicas hasta el inicio de la Primera Guerra Mundial, se trata del enfrentamiento entre el Segundo Imperio de Francia de Napoleón y la Prusia de Otto von Bismarck entre Julio de 1870 hasta Mayo de 1871.

La causa principal del inicio de esta guerra fue el miedo por parte de Francia a que Prusia adquiriera mucho poder en Europa. España había ofrecido el trono al primo del rey de Prusia, Napoleón III (Emperador de Francia) exigió al monarca prusiano que rehusara del trono de España. Por su parte Prusia representada en la figura de Otto von Bismarck, pretendía unificar los distintos territorios existentes en Prusia y sus alrededores y crear el Imperio Alemán, para ello necesitaba que surgiera un sentimiento de nacionalismo por parte de los estados alemanes del Sur por los que también pugnaba Francia.

Todo ello dio lugar al inicio del conflicto entre Francia y Prusia que finalmente se decantaría a favor del segundo. Las principales consecuencias de esta guerra fueron la creación del Imperio Alemán, la formación de la Tercera República Francesa y el inicio de una turbulenta relación entre las dos principales potencias de Europa, Francia y Alemania.

Guerra Franco Prusiana

Imperialismo Colonial

Gran Bretaña y España habían sido las principales potencias colonizadoras de América, Asia y África durante los siglos XVI, XVII y XVIII en un periodo denominado colonialismo. Sin embargo hacia principios del siglo XVIII, España había perdido la gran mayoría de sus territorios en ultramar, y Gran Bretaña había perdido EEUU tras la Guerra de Independencia.

A finales del siglo XIX y principios del XX, el colonialismo se convirtió en imperialismo, los principales imperios europeos (Alemania, Francia, Rusia y Gran Bretaña) y también Japón y EEUU, mantenían colonias en Asia y África para aprovecharse del comercio, la mano de obra barata y las riquezas que en esos territorios podían encontrar.

En muchas ocasiones las potencias mundiales tenían que hacer frente a revueltas de los países colonizados, pero otras muchas se veían obligados a combatir con otra potencia por hacerse con determinado territorio. Esto llevó a que las potencias se enfrentaran entre sí en las colonias creando ya los primeros conflictos que llevarían a la Primera Guerra Mundial.